ASTIGMATISMO

El astigmatismo es un defecto refractivo, por el cual el ojo produce una imagen con múltiples punto o líneas focales, lo que provoca que la persona que lo sufre, vea borroso tanto de cerca como de lejos.

El astigmatismo es causado por una curvatura irregular de la córnea o el cristalino. Si la córnea o el cristalino no son lisos o no tienen una curvatura uniforme, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. Cuando la córnea tiene una forma irregular, usted tiene astigmatismo corneal. Cuando la forma del cristalino se deforma, usted tiene astigmatismo lenticular. En cualquiera de los dos casos, su visión, tanto de cerca como de lejos, será borrosa y distorsionada a distancias cercanas y lejanas.

Las personas pueden presentar astigmatismo junto con otros errores de refracción, tales como los siguientes: miopía o hipermetropía.

Los adultos con astigmatismo grave podrían darse cuenta de que su visión no es tan buena como debería de ser. Los niños con síntomas de astigmatismo podrían no darse cuenta de que tienen este problema. Es improbable que se quejen de visión borrosa o distorsionada.

No corregir el astigmatismo puede impactar en los logros escolares y deportivos de los niños. Es crucial que se realice un examen de la vista a los niños de manera rutinaria. Realice estos exámenes para la detección del astigmatismo y otros problemas de la visión lo más pronto posible.

Los síntomas del astigmatismo pueden incluir los siguientes: visión borrosa o áreas de visión distorsionada; cansancio visual; dolor de cabeza; entrecerrar los ojos para ver más claramente; o molestia en los ojos.

El astigmatismo se puede corregir mediante cristales correctores tóricos o lentes de contacto.

 

 

 

https://www.ucm.es/data/cont/docs/136-2015-01-29-el%20ojo%20humano%20y%20sus%20defectos..pdf

 

AstigmatismoBorrosoDefecto refractivoOjosVisión